Gracias por venir.


Gracias por pasar por aquí.

El amor es esa enfermedad incurable,
que produce estados de dulce melancolía
y de sueños despiertos.
Dejo aquí mis síntomas, en forma de poemas,
escritos, dibujos, canciones...

Estás en tu casa. Ponte comod@.
Me gustan las críticas sinceras.
Espero que disfrutes.

miércoles, 14 de marzo de 2012

Anfiteatro

Me has clavado esos ojillos trigo,
lúgubres, perdidos, sin mirada
con que traspasaste cosas tales,
que no las disculpan las palabras.

Ojos sin vergüenza ante la duda,
ni la palidez de las mortajas.
Puede que me digas lo que quieras.
Puede que me quieras lo que hagas.

No te hará falta poner empeño
para conseguir lo que te falta.
No necesitas lo que yo siento
para ser más tuya que mañana.

Pero esas palabras desbocadas,
cuando ya ni el tiempo intervenía,
han podido ser tan deliciosas
que no exista dios que las bendiga.

Déjame ser en tu anfiteatro,
ese personaje que veías.
Permíteme ser de tu escenario,
algo más bonito que agonía.

14 comentarios:

midala dijo...

En el amor...hasta se pierden los papeles!!!!Precioso Julio!No tardes tanto en volver!!!!:):):) Mil besitos

Irene Comendador dijo...

Cada vez que consumo un texto tuyo algo mio se queda en el escrito, consigues arrancarmelo, no sé cómo, pero lo haces. Es maravilloso, tan lleno de sentimiento como siempre, tan paciente y a la vez desesperado, genial Julio. Y perdona por tardar en ponerme al día por aquí, no tengo perdón de Dios :( snif snif, lo unico bueno es que ahora podré atacar varias entradas, glotonería sin empacho, una maravilla :DDDD
Besotes rey

Ángela dijo...

Descifrar el alma de un poeta, es tarea complicada, desentrañar sus letras es trabajo arduo. Pero a veces sólo hay que saber escuchar con el alma sin pretender entender mucho más, que por otro lado nada importa.
Muchos ánimos mi amigo.
Ojalá vuelvas pronto con nosotros, que ya echamos de menos tu sonrisa canalla y dulce.

Geles Calderón dijo...

He devorado tu poema con el apetito de quien sufre ayuno de aires nuevos y auténticos en las letras, y más si el autor es poseedor de una sonrisa tan entrañable y una mirada tan... tierna.

Me gusta tu modo, valórate un poco más, porque si Beatriz te eligió (al igual que a mí) para ponerle voz a un trabajo tuyo, es porque lo merecía, mi querido Julio. Y afirmo que no era una 'chorradilla' tuya -como tú la calificas-, ya era hermoso antes de que ella le diera voz.

Besos.

Geles

TORO SALVAJE dijo...

Debería ser magnánima.
El poema lo merece.

Rosana Martí dijo...

El amor es eso un vaivén de sensaciones que atrapa los sentidos.

Un fuerte abrazo y un placer conocerte.

Gracias por las letras que dedicas a mi poema "De ti para mí" en el blog de María.

Gustavo Figueroa V. dijo...

Julio, nos regalas un inmenso poema que sale desde el fondo mismo del sentimiento del poeta que clama la posibilidad de ser, en todo caso, una parte de la amada.
Cómo has tejido esos versos y con qué belleza!!!
Felicitaciones Poeta.

Julio Benavente Caballero dijo...

Gracias midala, ando sin pc y en mal momento. Por eso estoy un poco perdido. Pero te leo desde el móvil y aprecio mucho tus visitas.
Besos

Julio Benavente Caballero dijo...

Irenilla, después de nuestras conversaciones y tus muestras de amistad, sólo te puedo decir una cosa.
Gracias con todo el corazón por ser mi amiga.
Montones de besos

Julio Benavente Caballero dijo...

Ángela, eres un encanto.
El mejor de mis abrazos.

Julio Benavente Caballero dijo...

Geles es un placer tenerte aquí. He visto lo que haces y me encanta.
Muchas gracias por venir a quedarte y felicidades por tu trabajo.
Besos

Julio Benavente Caballero dijo...

Toro, gracias.
Llega un momento en que me sobra con ser magnánimo yo.
Un abrazo.

Julio Benavente Caballero dijo...

Rosana, tus poemas son fabulosos. No sabes cuánto aprecio verte aquí.
Saludos

Julio Benavente Caballero dijo...

Gustavo, acostumbrado a tu magnífica poesía, me halagas.
Gracias y un fuerte abrazo.