Gracias por venir.


Gracias por pasar por aquí.

El amor es esa enfermedad incurable,
que produce estados de dulce melancolía
y de sueños despiertos.
Dejo aquí mis síntomas, en forma de poemas,
escritos, dibujos, canciones...

Estás en tu casa. Ponte comod@.
Me gustan las críticas sinceras.
Espero que disfrutes.

sábado, 25 de febrero de 2012

Nada

Usé a tu lado
todos mis puntos
No tengo nada
con que dar muerte
a este poema

domingo, 19 de febrero de 2012

El anillo no me deja dormir. (Un mini-relato).

Son más de las cuatro de la madrugada y tengo los ojos como platos. El anillo de mi mano derecha no me deja dormir desde hace días. 

Es curioso, porque nunca me ha molestado antes. Siempre nos hemos respetado y hemos cumplido el pacto que hicimos al conocernos: él me habla, brillante, de ti. Y yo lo giro y lo giro cuando me pones nervioso. A él, eso le gusta.

Nunca ha sido tan impertinente. Al contrario, era una compañía muy cálida, especialmente si no estabas tú. Pero, de pronto, no hace más que parlotear como una cotorra, recriminándome cosas que no dependen de mí, hablándome de sueños que no puedo reconocer, y cantando fados cada vez que intento adormilarme.   

Varias veces he pensado en quitármelo y guardarlo en un cajón, pero no he sido capaz de hacerlo, pienso que con el anillo en el dedo soy más tuyo, ya ves. Sin embargo ha llegado un momento en el que, sin poder soportar tanta murga, he tirado de él. Pero se agarra como nunca. No puedo creerlo, siempre ha salido sin problemas y ahora parece adherido a la piel.

He decidido amputarme el dedo, así están las cosas, y él ha empezado a mover mi brazo de acá para allá y a insultarme, grosero, sabedor de que durará poco en mi mano. Quizá quiera terminar su trabajo antes de ser arrancado.

Con tal presión que me obliga a romper a llorar, amoratando primero mi dedo y después mi corazón, tira de mi mano y la lleva hasta ti. Ignorando mis protestas, tus deseos, nuestras diferencias y las lágrimas de plata que brotan de nuestras miradas.
Coloca mi dedo sobre tus labios, creo que te está molestando. Estamos tensos, indecisos, muertos de ignorancia. Tiro de mi mano con todas mis fuerzas. Tú la sujetas entre tus dientes con todas las tuyas, queriendo atraparla en tu dulzura. El anillo al caer al suelo, toca una campanilla transparente, que nos despierta a una realidad desnuda.

Mi anular es tuyo para siempre. Ahora no miento si digo que eres mi mujer. 

viernes, 17 de febrero de 2012

Noche de lenguas mordidas

Entre la maleza de una noche
de lenguas mordidas
se interna suicida mi corazón 
que persigue la ilusión de un ánima tuya
huidiza y deseada
como tus senos de cristal adolescente

Te escapas porque yo en sueños
incapaz de mover mis piernas de plomo
no avanzo
Impotente en este amor espeso
que se ha quedado sin saliva

Y me odio 
por no ser capaz de alcanzarte
detenerte y obligarte ferozmente
con la violenta brutalidad del aliento
desnudo y amable
a no escupir de tus labios caprichosos
lo que llevas en el corazón prendido

No te arrepientas jamás 
aprieta lo que puedas tu paso
alejándote magnífica de mí

Si llego a ti acabarás como este cuento
moriré yo de tus dolores
o no tendremos más remedio
que permitirnos ser honrados
y entregarnos derrotados los amores.

lunes, 13 de febrero de 2012

Que esto quede entre tú y yo

Añoro los segundos y el calor
que no deseas compartir conmigo
y dejo aquí un hombro amoroso
por si de tu mirada caen espejos

añado también dos manos firmes
para acariciar ternuras tuyas
estos oídos enamorados
que escucharán todos tus suspiros

unos brazos largos extendidos
donde cobijarte si la vida enfría
mis noches que van a ser eternas
por si ciega la luz del mundo absurdo

dos ojos ansiosos por mirarte
si decides desnudar una utopía
varias sonrisas efervescentes
para compensarte las tristezas

un te amo susurrado tan suave
que no molestará si no deseas sentirlo
además te regalo lo que pienso
por que así tú misma te acompañes

mi esperanza inagotable y mi ilusión
donde podrás encontrarme siempre o nunca
según lo deseen tu alma tu piel tu sueño

dejo también aquel beso 
la lágrima que pierdo si digo tu nombre
lo que de mí queda por si algo te gusta

y me llevo tu "te amo" Amor
aunque si quieres te lo devuelvo.

martes, 7 de febrero de 2012

En torno a tu cama

La luna se está mezclando
con lo precioso de tu caricia
ese capricho que me has regalado
porque me he hecho tuyo 
siendo mío del todo

Y es tan cruel la luna nuestra
que nos estremece las pasiones
nos junta las bocas de ansiedades
para robarnos la piel 
antes sentida

y los ojos
esos que me han mirado el alma
mientras ibas de mi brazo
se han perdido en el bolsillo de mi instinto
por siete infinitos

siguen iluminando la oscuridad
a la que sin ti me precipito
y me acarician
aún más que los dedos tuyos
o tus labios de azúcar

Dichosa la penumbra 
en la que te me ofreciste
malvada aquella luna
que dibujó luces en tu ventana
cuando tú quisiste 

llevarme a la cama.

lunes, 6 de febrero de 2012

Dolor de ti

La una, las dos, las tres
de esta noche desarropada,
a la que el sueño no se asoma
por hacerte espacio en mí.

La una, las dos, las tres.
Mil veces tu voz repasada,
desde el llanto hasta la boca,
para no poder dormir.

Las cuatro y las cinco.
Imposible caricia tuya.
Claridad de la alborada
obligado a no vivir.

Las cuatro y las cinco
de una desilusión muda.
Dolorida madrugada
que amenaza con el fin.

Las seis y salgo a no verte.
Las siete mueren sin ti.