Gracias por venir.


Gracias por pasar por aquí.

El amor es esa enfermedad incurable,
que produce estados de dulce melancolía
y de sueños despiertos.
Dejo aquí mis síntomas, en forma de poemas,
escritos, dibujos, canciones...

Estás en tu casa. Ponte comod@.
Me gustan las críticas sinceras.
Espero que disfrutes.

lunes, 30 de enero de 2012

Muerto de vivir

A cada pisada del frío aliento
Me clavo tus palabras ya dichas
Pero que ahora producen heridas nuevas
Con cada diminuta respiración
Punzantes púas de tallo de rosa negra

Sigilosamente me elevo muy alto
Y me dejo caer de golpe al suelo
Por que se me rompa el tiempo
Que pasó indocumentado y traficante
De dolores y vómitos coagulados

Ahora amada estoy aterrado
Arrugado quejumbroso y marchito
Porque me excluyo del mañana

Estoy más que muerto de vivir
Por eso soy únicamente tuyo
Siendo tú mi paraíso.

13 comentarios:

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

Hola Julio:

Cuando alguien muere de amor, es porque ama plenamente y en silencio.

Hermoso poema, lleno de pasión y entrega.

Fascinante!

Abrazos alados y lindo inicio de semana.

Ángela dijo...

Es curioso esto del amor ¡y cómo nos gusta sufrirlo!
Se puede morir de amor en silencio y también a gritos, si aquel o aquella a quien van dirigidos los lamentos sufre de ceguera transitoria o sordera. Nada duele más que el amor ignorado, y en estos casos algunos, algunas, somos tan débiles que siempre acabamos escribiendo un poema con la escasa dignidad que nos sobra.
En fin, igual divago, Me quedo con las palabras de Diana, que creo que lo definen mejor.
Un placer pasar siempre a saludarte, Julio, a leer estas pequeñas joyas que escribes. Un beso con aroma de mar. Bona nit.

Julio G. Martín dijo...

Gracias Diana. Buen inicio de semana también para ti.
Un beso

Respirando entre palabras. dijo...

Lucha por lo que amas Julio; en caso contrario serás un muerto-vivo.
Escribes tan lindo como triste a la vez.
Como la vida misma tal vez?
Besos

Julio G. Martín dijo...

La melancolía es agridulce como la sangre y muy inspiradora. Para qué se podría usar mejor la dignidad que para perderla...
Gracias Ángela por acercarte y traerme ese bonito beso.
Bona nit.

Julio G. Martín dijo...

Como la vida misma.
Gracias. Besos

CARLOS dijo...

Me emociona....prepara el ron amigo..que esto lo solucionamos con unos tragos y algo de Bendedetti...
Un abrazo...

Julio G. Martín dijo...

Agua para poder sentirlo y, bueno, algo de Benedetti estará bien ;)
Un abrazo, Carlos.

Irene Comendador dijo...

Maravillosos versos bien llevados Julio, palabras como vómitos y coagulaciones pueden ser tan bellas si las mezclas por pasión y sentimiento, ahí lo tienes, aquí se demuestra y explica. Un lujazo que todos deberían tener, conocerte y poder leer estas joyitas que nos regalas, gracias por ello y un besazo Doctor :D

MORGANA dijo...

Estoy más que muerto de vivir
Por eso soy únicamente tuyo
Siendo tú mi paraíso.
Uf...un poema tan hermoso como el tuyo ,pero cargado de tristeza ,Julio.
Me tocaste el alma.
Mi beso.

Julio G. Martín dijo...

Gracias a ti por leerme y comentar siempre. Más ahora que sé que andas muy ocupada con tu novela y tus escritos.
Besos

Julio G. Martín dijo...

Gracias por venir Morgana.
La tristeza es bonita, a veces.
Besos

María dijo...

Elevarse a lo alto desde las emociones en la muerte del silencio.

Un beso.