Gracias por venir.


Gracias por pasar por aquí.

El amor es esa enfermedad incurable,
que produce estados de dulce melancolía
y de sueños despiertos.
Dejo aquí mis síntomas, en forma de poemas,
escritos, dibujos, canciones...

Estás en tu casa. Ponte comod@.
Me gustan las críticas sinceras.
Espero que disfrutes.

sábado, 10 de diciembre de 2011

Para algo eres mi ama.

Vamos a ver, tú querrás que te sea sincero. Pues mira, me tienes más salido que el rabo de la boina, y es que eres la única que sabe desde cuando no mojo, y hace un mes que no te veo.

Yo no sé si te das cuenta del poder que te da eso sobre mí. Aunque estás descansando, lo mismo te llamo un día de éstos y te digo que me folles de una vez, que ya vale de tonterías, que para algo eres mi ama. Que me siento mal, que esto no me pasaba desde que era un canijo, que no puedo pasarme todo el día con la polla tiesa imaginando como te masturbas, porque no rindo en otras cosas que también son importantes. Bueno, no tanto.

A mí lo que realmente me importa es que me saques ya del retiro sexual forzoso éste y volvamos a follar, que eso une mucho, ya lo sabes.

No sé que manía es ésta de no querer tener enganches. Coño, puedo entender que no quieras estar enganchada al caballo, al alcohol, incluso que no quieras estar enganchada a la cafeína. Vale, yo tampoco. Pero fumas, que por lo visto puede matar en plan chungo y sin embargo, aunque te gusta un montón, no quieres joder, que te mata pero de gusto, por que dices que tienes un enganche sexual conmigo. Pues si tienes un enganche sexual, la verdad no lo parece, porque hace un mes que no te veo, y si no lo tienes fóllame, que no pasa nada.

Vamos a ver, tú querrás que te sea sincero. Pues si es verdad lo que dices de que te excito y te follo bien, a ver si esto llama tu atención y vienes. Porque a mí lo que me pasa es que me muero de amor.

6 comentarios:

Irene Comendador dijo...

Jajajaja, vaya una declaración mi muy señor mío, jajaja que si la chica en cuestión protagonista no quiere hacer lo que el pobre le esta suplicando de rodillas, es que tiene las gafas sucias y no ha podido leer bien, jajaja
Que chulo Julio, me ha gustado mucho.
Un beso nene :DD

Julio G. Martín dijo...

Me alegro mucho de haberte hecho reir un ratito.
Me voy a hacer un saco grande para llenarlo de gracias y llevártelo. Bueno me hago dos y lleno el otro de besos.

Ángela dijo...

Después de estas palabras tan sinceras, creo que ella soltará su bicicleta, dejará de leer el periódico, o soltará esa tostada con mermelada de naranja amarga, y arremangándose las enaguas se introducirá en tu cama.
Me encanta, Julio.

Julio G. Martín dijo...

Jajajajaja, amén Ángela.
Qué gusto verte por aquí y me alegra si pasaste un buen momento con mi cuentito.
Me encanta lo de las enaguas :)

Respirando entre palabras. dijo...

CaLmA, ya llegará... ;)
Saludos

Julio G. Martín dijo...

El tiempo pasa,
nos vamos haciendo viejos,
y el amor no lo reflejo
como ayer...
(Pablo Milanés)

Un beso.