Gracias por venir.


Gracias por pasar por aquí.

El amor es esa enfermedad incurable,
que produce estados de dulce melancolía
y de sueños despiertos.
Dejo aquí mis síntomas, en forma de poemas,
escritos, dibujos, canciones...

Estás en tu casa. Ponte comod@.
Me gustan las críticas sinceras.
Espero que disfrutes.

sábado, 5 de noviembre de 2011

Lo que deja tu voz.

Todas las flores que ahora creo
te las dedico si ellas lo permiten
puedes escuchar lo que a mí me susurran
oirás que no llores ni te sientas triste amor
porque recordamos tus lágrimas esquivas
nos sentimos ellas
y estamos lívidos
deshojados
secos
punzantes cardos de un desierto árido y doliente
inflamado de miedo
penitentes ladrones del himen de tu risa

te las dedico si ellas lo permiten
porque las he soñado para tus manos
porque de tan cerca estás tan lejos
que no alcanzo a dártelas amor
me conformo con oír tu llanto empezar a brotar
y a ti intentar tragarlo
amarrarlo como caballo que suele desbocarse
porque no estoy contigo
amante
tierno
íntegro
franco
y nada deseo más que entregarme a ti de ese modo
y me quiere asir tu mano trémula
pero no
y yo trato de hacer pedazos tus motivos

te las dedico si ellas lo permiten
mientras ingreso en las lágrimas que escucho
y las sé tan transparentes
que me veo dentro
brotando las mías
ojalá te reflejes en ellas amor
veas el arco iris que produce tu pena

porque al venir a mirarte en mis ojos
me encontrarás tan amante tuyo
tierno
íntegro
franco
que permitirás que se acerque mi mano trémula
y te sienta
te traiga
te arrope

y te tornarás alegre de nuevo
confiada
amante
y me sentiré desnudo
transparente
tuyo
tan tuyo como mi universo amor
tú.

2 comentarios:

Respirando entre palabras. dijo...

Sabes? tu forma de escribir me recuerda muchísimo a alguien que a la fuerza tuve que dejar de leerlo.
Extraña sensación entre palabras...
Mas besos

Julio G. Martín dijo...

Tuviste que dejar de leer a alguien a la fuerza???
Yyyyyyyy, me puedes decir a quién???
Besos para tí