Gracias por venir.


Gracias por pasar por aquí.

El amor es esa enfermedad incurable,
que produce estados de dulce melancolía
y de sueños despiertos.
Dejo aquí mis síntomas, en forma de poemas,
escritos, dibujos, canciones...

Estás en tu casa. Ponte comod@.
Me gustan las críticas sinceras.
Espero que disfrutes.

viernes, 11 de noviembre de 2011

Sombras.

Cuando hiciste el gesto
de decirme adiós
tu mano escondida entre las sombras
estaba cogiendo besos
que mandaba yo
desde los recuerdos que te nombran.

6 comentarios:

Irene Comendador dijo...

Que bonita escena Julio, esa manita agitandose para recolectar besos en el aire ains... chulisimo nene, un micro como debe de ser, genial
Besos voladores hoy, para que se entremezclen con los ya nombrados ;DD

julio g martin dijo...

Y lo bueno (más bien lo malo), es que esa manita se quedó sin saberlo...
Gracias doctora, estoy haciendo un album de besos suyos ;)Uno grandote para tí.

Respirando entre palabras. dijo...

Tal vez lo sabía, pero faltaron las palabras justas para quedarse.
Besos

Julio G. Martín dijo...

Tal vez.
Un besote

una dijo...

Ese gesto de mi mano
era el gesto de "no temas,
te seguiré acompañando
estemos o no estemos cerca".

Julio G. Martín dijo...

Gracias Una, pero mejor "estemos" amor, mejor "estemos".
Te quiero todo y siempre!!!