Gracias por venir.


Gracias por pasar por aquí.

El amor es esa enfermedad incurable,
que produce estados de dulce melancolía
y de sueños despiertos.
Dejo aquí mis síntomas, en forma de poemas,
escritos, dibujos, canciones...

Estás en tu casa. Ponte comod@.
Me gustan las críticas sinceras.
Espero que disfrutes.

sábado, 5 de noviembre de 2011

Por si vuelves, tenerte preparado un té.

Si lo último que se pierde es la esperanza
será que tengo que perderlo todo mientras te alejas
porque si quieres borrarte de mis oníricas noches desveladas
para siempre
con orgullo de eternidad amenazadora
la vida es una mierda
reflejada en la mirada dorada que suscita tu sexo
que me pone la polla dura todas las noches insomnes
a la una
a las dos
y a las tres
y a las cuatro veinte

Si no te has ido ven y fóllame el alma
mi alma que es tuya como mi pene
o déjame que piense que algún día lo harás
déjame en standby
y si te fuiste
dejaré de levantarme con esta estúpida sonrisa
de besar almohadas y mojarlas de semen
de hablar todo el día de tu belleza
de soñarla toda la noche
a la una
a las dos
y a las tres
y a las cuatro veinte

Para qué mantengo vivo un ente que no va a reír contigo
ni a ver lunas y estrellas en silencio cómplice y húmedo
como tus bragas nuevas
ni a escuchar el proceso pensante de tus labios de la boca
ni de los del delicioso coño
si no vas a jugar música conmigo
ni vas a querer que sienta lo que sientes
si no vas a dejarme quererte
ni acariciarte suavecito una teta
o dos
ni tumbarte en la mesa y joderte a lo bestia
con tus piernas sobre mis hombros
si no vamos a cambiar luego las lenguas abrasadas
si no vamos a estar nunca callados
tu vagina en mi boca
si no quieres pasar lo que queda de muerte
cogida de mi mano
despertando las envidias
de quienes no saben lo que es vivir de amor
y prefieres no arriesgar de nuevo
la vida es una mierda

Así que por favor
déjame en standby
no me quites la esperanza
y así mientras seguiré iluso
como un niño mendigo la noche de reyes
soñando tus pezones erizados
amando el sabor de tu chocho
riendo junto a tus tetas perfectas
hablándole a tu clítoris encendido
escuchando el susurro de tus muslos
acariciando la suavidad de tu culo
entendiendo tus razones
esperando tu regreso empalmado
y sin joder
el resto de mi muerte
por si vuelves
tenerte preparado un té. 

8 comentarios:

Irene Comendador dijo...

¿Sabes que este fue el primer escrito tuyo que leí?
Y por supuesto es tan bueno que allí me quedé, entre tus letritas escondida jajaja
Aunque como ya te dije, a mi de cafe nada, mejor unas cervecitas bien frías, de las de espuma consistente y que te mancha el labio superior.
Como me gusta releer tus lineas, genial.
Un beso Julio y feliz noche corazón ;D

Julio G. Martin dijo...

-Una pinta bien fresquita para Irene. Marchando!!!
Te la sigo debiendo, así que cuando quieras, doctora Comendador.

Respirando entre palabras. dijo...

Quien eres?
Esta parte de ti me la perdí...
Después de lo escrito, si vuelve, prepárale un baño de algo suave(para luego) jajaja
Besos más que sorprendidos.

Julio G. Martín dijo...

Creo ser yo, quizá esa parte me la perdí también.
Espero que la sorpresa haya sido agradable. Un beso.

Uol Free dijo...

¡Vaya, espero que aguarden por mí así, con ese té! ;)

Julio Benavente Caballero dijo...

Uol Free, no sé qué decirte... el té que yo tenía preparado para ella se enfrió. Aunque, de cuando en cuando, preparo otro.
Espero que cuando llegues a por el tuyo, que seguro alguien te tiene preparado, aún esté caliente.
Saludos.

Uol Free dijo...

Bueno, que me lo prepare y lo dejamos enfriar entretenidos en otras cosas.

Julio Benavente Caballero dijo...

Pues casi mejor. Jajajaja